Abandono aparente

La semana pasada tuve medio abandonado este antro, porque fue una semana de cambios radicales.

De cierta manera, la vida de todos es un ciclo de construcción y destrucción. Llega el momento en que los eventos y sucesos hacen que cuestiones los fundamentos de tu vida en los últimos años y te obliga a tomar decisiones radicales para mejorar el curso de tu vida.

Conforme pasan los años, estos cataclismos se hacen más frecuentes, y el cambio más dificil de solventar. Será que uno se llena de compromisos de largo plazo que es necesario cumplir y llevar hasta sus ultimas consecuencias?

Estos compromisos en mi caso habían sido de trabajo, y siento que lo que habí que rendir ahí ya lo rindió.

Me doy cuenta que hice concha y que pudiendo avanzar mucho mas en mis objetivos personales, me he quedado estancado en el mismo lugar y tal vez retrocediendo un poco. Me hací falta el múltiple cubetazo de agua fría.

Primero, ese ejercicio de introspección en el que me doy cuenta que debo cambiar de raíz ciertos aspectos de mi personalidad, si quiero llegar a ser una mejor persona y dejar de lastimar a quienes más quiero y que me rodean. Como por marca, inmediatamente después, la hecatombe laboral y la concientización del estancamiento profesional.

Me siento energizado y entusiasmado por el cambio que se avecina. No quiero perder el ímpetu que siento y la emoción ante las posibilidades inexploradas que depara el futuro. Quiero más. No estoy tan viejo y los cambios todavia son posibles con relativa facilidad.

Venga, el país sin descubrir, la comarca por explorar, venga el futuro con todo lo bueno que depara. Y agradezco a mis verdaderos amigos que me han hecho darme cuenta de ello y que quieren que sea una mejor persona. Sin sus consejos y guianza no podría dejar este Abandono aparente.

Gracias!


Acerca de este articulo